Valle de Uco y Sur de Mendoza|Jueves, mayo 25, 2017
Usted está aquí Home » Cultura » Una virgen “lloró” y los habitantes de un violento barrio lo ven como una señal de esperanza

Una virgen “lloró” y los habitantes de un violento barrio lo ven como una señal de esperanza 

0019388800
Los habitantes del barrio Sinaí, en el violento municipio mexicano de Acapulco, aguardan con expectación el resultado de un análisis que la Iglesia Católica realiza a una imagen de la Virgen de Guadalupe que, de acuerdo con su propietaria, ha derramado ‘lágrimas’ recientemente.
La propietaria del icono religioso, que se llama igual que la virgen en su honor y se apellida Hernández, contó que la primera vez que la efigie “lloró” fue el 10 de diciembre pasado.
“No se trata solamente de dejarse llevar por un sentimentalismo, porque podríamos ser acusados de manipular el sentimiento religioso. Antes que nada respetamos, por eso no podemos adelantar ningún juicio”.

Twitear

“A las doce del día me paré en el altar frente a ella y hablé con ella. Termino de hacer mi oración y regreso a ver a la morenita, y fue en ese momento cuando vi que ella derramó sus lágrimas”, relató.
“Es un regalo que Dios me ha mandado, no sé porqué, no sé qué sigue atrás de esto. Pero, bueno, esperemos”, agregó Guadalupe, dueña de la figura desde hace seis o siete años.
Después de eso (según su relato) la imagen volvió a llorar los días 11 y 12 de diciembre y ella avisó a un vecino para que viniera a verla. “Le dije ‘Max, pasa y ve la Virgen. Mira, no sé si yo esté mal. No le quiero avisar a la gente para que no haya malas interpretaciones’”, continuó Hernández, que después de esa situación sí se lo comentó a más personas.
El sacerdote Juan Carlos Flores, que intervino en el asunto, reveló que el pasado lunes la imagen fue trasladada a la parroquia con jurisdicción en el caso, la del Perpetuo Socorro, en el barrio Emiliano Zapata.
“Allí el párroco, el padre Octavio Gutiérrez Pantoja, quien es vicario episcopal para la ciudad de Acapulco, es en este caso quien tiene la autoridad para resguardar la imagen”, puntualizó.
La figura, añadió, “va a estar en observación para poder dar una explicación coherente y hasta, si se puede, científica de qué es lo que está sucediendo”.
“No se trata solamente de dejarse llevar por un sentimentalismo, porque podríamos ser acusados de manipular el sentimiento religioso. Antes que nada respetamos, por eso no podemos adelantar ningún juicio”, declaró.
Según destacó la propietaria de la imagen, lo que la virgen quiere es que la gente del barrio viva “en armonía, como vecinos, como mexicanos”. Allí, donde ha habido “muchos difuntos”, hay “hermanos que son de otras religiones y han venido a verla, y hasta le han tomado fotos”, añadió.
“Yo espero que nuestra madre la morenita le toque el corazón a cada uno, porque a ella no la podemos engañar. Me pueden engañar a mí, pero a la morenita no la podemos engañar, nadie”, ahondó.
Una mujer que acudió a ver la efigie, Fabiola Rodríguez, opinó que siente que la Virgen “llora por sus hijos” y desea “que haya mucha paz”. Y la paz es un anhelo comprensible. El estado de Guerrero, en el sur de México, es considerado uno de los más violentos y en 2014 fue escenario de la desaparición de 43 estudiantes en el municipio de Iguala, el más sonado de numerosos crímenes en los últimos años.
Acapulco, en la zona más turística de Guerrero, se ha convertido en una de las ciudades más peligrosas del mundo. Desde hace varios meses se encuentra en medio de una batalla entre células de diferentes cárteles de la droga que luchan por su control.
Según un reciente estudio de la ONG Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, Acapulco es el municipio más violento de México, con una tasa de homicidios de 104,62 por cada 100.000 habitantes.

Agregue un comentario

You must be logged in to post a comment.