Exequiel Palleres, el asesino de Paula Giglio atiende un kiosco.

Hace casi dos años, el 18 de junio de 2014, la sociedad mendocina quedó en estado de shock luego de que trascendiera que un joven con antecedentes psiquiátricos había irrumpido en la sede del municipio mendocino de San Carlos donde mató a puñaladas a María Paula Giglio, productora periodística, que permanecía en una fila a la espera para realizar un trámite.

Quien atacó a la mujer se llama Exequiel Palleres, hoy de 26 años, quien fue rápidamente detenido.

El joven, quien tenía entonces antecedentes psiquiátricos, ingresó a la municipalidad con un cuchillo y tomó a la mujer por sorpresa asestándole una puñalada en el cuello y cuatro en otras partes del cuerpo.

Rápidamente, la polémica corrió como reguero de pólvora luego de que se supiera que Palleres había ingresado al Hospital El Sauce en 2013 por esquizofrenia y, luego de haber estado internado durante 20 días, el Estado consideró que estaba estable y fue liberado.

Esa polémica, que jamás terminó de saldarse, está por escalar un nivel cuando se sepa que el asesino de Giglio atiende hoy el kiosco del mismo hospital neuropsiquiátrico.

Y no solo está al frente de ese negocio por las mañanas vistiendo una chaqueta lila, sino que además recorre el lugar ofreciendo productos a los que están dentro de El Sauce.

Eso no es todo: por la tarde, el que atiende el mismo kiosco es el joven que mató a fierrazos a Anselmo Funes en el Hospital El Carmen de Godoy Cruz.

El hecho ocurrió en abril de 2014, cuando el joven , entonces de 26 años, golpeó con un fierro en la cabeza al hombre de 88 años alojado en su misma sala, quien murió dos días después del ataque.

Especial Christian Sana. MP.

Deja un comentario