El Papa Francisco comparó el aborto con las prácticas nazis.

Dos días después de que la Cámara de Diputados le diera media sanción al proyecto para legalizar el aborto, el papa Francisco se refirió a la interrupción voluntaria del embarazo como un“homicidio de niños” y la comparó con prácticas del nazismo: “Todos se escandalizan por lo que hacían los nazis por la pureza de la raza. Hoy hacemos lo mismo, pero con guantes blancos”, afirmó.

Durante un acto con asociaciones familiares en el Vaticano, el pontífice argentino afirmó que “los hijos son el don más grande” y que deben ser “acogidos como vienen, como Dios los manda, como Dios los permite, aunque a veces estén enfermos”. “He escuchado decir que está de moda, o al menos es habitual, en los primeros meses de gestación hacer ciertos exámenes, para ver si el niño no está bien, o tienen algún problema. La primera propuesta en ese caso es ‘¿lo rechazamos?’”, agregó refiriéndose al aborto.

Sin sutilezas, Francisco denunció que el aborto se trata de un “homicidio de niños” planteado “para tener una vida tranquila”. Ante los presentes, recordó que cuando era joven una profesora de Historia les relató que en la polis griega de Esparta cuando un niño nacía con malformaciones “lo subían a una montaña y lo arrojaban abajo”. “Nosotros quedábamos perplejos ‘¡Pero cómo se puede hacer eso, pobres niños!’ Es una atrocidad. Hoy hacemos lo mismo”, lamentó el ex cardenal porteño, Jorge Bergoglio.

Deja un comentario