El cornejismo minimiza el apoyo de la Casa Rosada a De Marchi

La semana pasada el intendente de Luján y presidente del PRO, Omar de Marchi, salió envalentonado a mostrarse como postulante para la gobernación. Para eso contó con la presencia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y de la vicepresidenta de la nación, Gabriela Michetti. Sin embargo, desde el Gobierno provincial minimizan ese apoyo de la Casa Rosada.

“Si el fuerte de De Marchi es el gobierno nacional, hoy está en decadencia total en Mendoza”, señaló un importante dirigente del radicalismo.

Los hombres cercanos al gobernador aseguran no estar preocupados porque, según los sondeos que manejan, el lujanino viene en caída. Además afirman que se trata de un respaldo nacional de “cortesía”.

También le quitan trascendencia a las visita de Bullrich y Michetti para apoyarlo y manifestaron que no son las “figuras más fuertes” las que salieron a respaldarlo.

En verdad lo que le molesta al cornejismo es que De Marchi salga a jugar por fuera del “equipo” de Cambia Mendoza, que constantemente el gobernador se encarga de mostrar. De todos modos el intendente tiene las puertas abiertas para competir en unas futuras elecciones primarias, aunque deberá arriesgarse a que el radicalismo le ponga “un candidato fuerte” a intendente en Luján de Cuyo.

En resumen, la dirigencia radical cree que el presidente del PRO juega sus fichas para “acaparar” algo en las elecciones. Quizás esto le permita negociar el compañero de fórmula, o bien la suma de más legisladores.

Por su parte el intendente de Ciudad y presidente de la UCR en Mendoza, Rodolfo Suárez, realtivizó el apoyo de la Nación y dejó en claro que, tanto él como Cornejo mantienen una “excelente relación con la Casa Rosada” y aseguró que el macrismo nacional va a “respetar” la imagen que tiene el gobierno local.

“Creo que más allá de la competencia electoral, sus aspiraciones son legítimas y Omar (De Marchi) está dentro del equipo”, opinó.

En cuanto a su propia candidatura y teniendo en cuenta como subió en las encuestas, Suárez no descartó una futura postulación: “Uno siempre tiene un compromiso con la función pública. Si se da el caso, por supuesto sería un honor”.

¿Qué dice De Marchi?

El intendente de Luján se mantiene al margen de la polémica, pero lanzó una indirecta al señalar que no cree en la “uniformidad y sí en el equipo”.

“Me siento parte del equipo. Somos todas personas individuales con expectativas, inquietudes e iniciativas pero no creo en la uniformidad, creo en el equipo donde todos aportamos”, indicó. Además aseguró que todavía falta mucho para las elecciones, y que hubo un “adelantamiento en materia de especulación”.

Los números que entusiasman a Cornejo

Los números de las últimas encuestas de los consultores Elbio Rodríguez y Martha Reale son los que entusiasman al oficialismo y hacen que De Marchi no llegue a ser una preocupación.

En el caso de Rodríguez, sus resultados muestran que los tres candidatos radicales -Tadeo García Zalazar, Martín Kerchner y Rodolfo Suárez- suman 38 puntos, mientras que el apoyo a la gestión del gobernador tiene 48 puntos. Hay 10 puntos de diferencia que por ahora no están pudiendo captar.

Por otra parte, el nivel de confianza que brinda el peronismo por ahora llega a 24 puntos, y la intención de voto entre Macri y Cristina Kirchner está pareja con 23 puntos en Mendoza.

Los números de Reale muestran que el gobernador tiene un 60% de aprobación, subiendo un 1,7% respecto al mes de agosto. Y el dato no menor en este estudio es que Suárez se despega del resto con un 47% de intención de voto dentro de los electores de Cambia Mendoza.

En tanto De Marchi tuvo una caída en su imagen de 6 puntos, probablemente asociada a su apego con el Gobierno nacional. Comparado con Suárez, De Marchi tiene una intención de voto del 2,5%, mientras que el capitalino del 10%.

Fuente: El Sol / Marisa Alarcón

Deja un comentario