A días del cierre de alianzas, Juan Manuel Urtubey y Roberto Lavagna se preparan para competir por separado

Por Joaquín Mugica Díaz.

La vía del medio implosionó. Resistió cuatro impactos en solo 20 días. Golpes que fueron, por acumulación, letales. Fue un encadenamiento de jugadas políticas que vaciaron de poder el espacio anti grieta que desde hace un año sostenían, con diferentes posturas e ideas, los dirigentes políticos que querían construir un esquema distinto al kirchnerismo y a Cambiemos. La fuerza que mejor representó esa idea fue Alternativa Federal. Hoy quedó reducida a dos gobernadores y un grupo de legisladores.

El 18 de mayo Cristina Kirchner dio un paso atrás y postuló a Alberto Fernández como presidente. Ese corrimiento generó el inmediato alineamiento de la mayoría de los gobernadores del PJ detrás de la fórmula Fernández-Fernández. Cuatro días después se cayó la cumbre de los principales dirigentes de la tercera vía y Roberto Lavagna tomó distancia de un acuerdo con Alternativa Federal. Fue una jornada caótica, con acusaciones cruzadas, en la que el esquema se debilitó frente a la sociedad.

El 30 de mayo Sergio Massa encabezó el Congreso del Frente Renovador en Parque Norte. Allí recibió el respaldo de su espacio político para abrir la negociación con un sector de la oposición que en Alternativa Federal estaba vedado: el kirchnerismo. Su giro hacia Unidad Ciudadana dejó al espacio federal sin uno de los sostenes electorales y territoriales de la fuerza. La decisión cambió por completo la agenda de negociaciones políticas.

Roberto Lavagna ratificó que será candidato a presidente de la Nación
Roberto Lavagna ratificó que será candidato a presidente de la Nación

Finalmente, este miércoles Roberto Lavagna descartó la posibilidad de hacer un acuerdo con Juan Manuel Urtubey, el precandidato presidencial que había quedado en pie dentro de la fuerza del medio, y confirmó que competirá solo. Su determinación terminó por hacer volar por los aires la posibilidad de un acuerdo que contenga piezas de Alternativa Federal y Consenso 19. El golpe fue duro pero, al fin y al cabo, ordenó el escenario.

Como resultado de esa la seguidilla de impactos sobre la tercera fuerza, las candidaturas se multiplicaron y, al mismo tiempo, se debilitaron. Tal como quedó planteado el mapa electoral. Roberto Lavagna competirá por Consenso 19 y tendrá el apoyo de un grupo de gremios que, por el momento, resisten al lado de él. Además, lo acompañarán Miguel Lifschitz y Margarita Stolbizer, los dos dirigentes del progresismo que han sostenido su candidatura desde el principio.

Juan Manuel Urtubey será el candidato de Alternativa Federal y tendrá el apoyo de Miguel Pichetto y Juan Schiaretti. También contará con el respaldo de un grupo de legisladores que se mantiene lejos del kichnerismo y un puñado de sindicatos. Ninguno de los tres tiene en sus planes buscar algún acercamiento a Unidad Ciudadana.

Sergio Massa negocia un acuerdo con el kirchnerismo (Franco Fafasuli)
Sergio Massa negocia un acuerdo con el kirchnerismo (Franco Fafasuli)

El salteño está dispuesto a seguir adelante con su postulación. De antemano sabe que se quedó sin estructura política y que no tiene chances de ganar. Sin embargo, seguirá intentando ampliar el espacio y buscando alianzas con dirigentes dispuestos a no quedar inmersos en las estructuras de Cambiemos y Unidad Ciudadana.

Además, y en lo que respecta a su estrategia personal, esta campaña le servirá para ganar conocimiento e instalarse como el representante de una tercera posición en Argentina. También para formar un pequeño bloque de diputados y para aumentar su credibilidad como dirigente político. Es el único que se mantuvo con un mismo discurso en el tiempo.

Urtubey pretendía llevar adelante una PASO con Lavagna para poder converger en el mismo espacio. Esa propuesta se discutió el martes por la mañana en la Casa de Santa Fe en la Ciudad de Buenos Aires. Del cónclave participaron el gobernador de Salta, Lifschitz, Stolbizer, Miguel Pichetto y Marco Lavagna. El ex ministro de Economía estaba invitado pero decidió delegar su presencia en su hijo. Ese gestó no le cayó bien al salteño y al senador rionegrino.

Juan Manuel Urtubey mantendrá su candidatura a presidente por Alternativa Federal
Juan Manuel Urtubey mantendrá su candidatura a presidente por Alternativa Federal

En ese encuentro hubo consenso sobre los pasos a seguir y Lavagna hijo fue el encargado de exponer las conclusiones ante su padre para lograr la validación del rumbo que tomarían. Acordaron realizar una interna entre el mandatario salteño y el economista. Pero la palabra final no fue la esperada. El ex ministro de Economía rechazó la propuesta y cerró la última puerta que quedaba abierta para lograr una alianza entre los dos espacios que buscan romper la grieta.

El miércoles por la tarde Miguel Pichetto estalló de furia y mostró su enojo en público. Dijo sobre Lavagna durante un almuerzo en el Rotary Club: «No tiene visión política, prácticamente ha desintegrado el espacio de Alternativa Federal». Luego, ante los periodistas presentes, agregó: «Me cansé de la incomprensión». Las negociaciones políticas entre ambos terminaron abruptamente.

Lavagna nunca se sintió parte de Alternativa Federal. Considera que a lo largo del tiempo mantuvo un buen diálogo, al igual que la mayoría de los gobernadores del PJ. Cree que los mandatarios nunca fueron participantes genuinos de la estructura federal y que en el seno del espacio no había coincidencias programáticas sobre políticas de Estado. Motivos que pueden explicar el final de la historia.

El último acto de Alternativa Federal. El espacio se debilitó con el paso de los días
El último acto de Alternativa Federal. El espacio se debilitó con el paso de los días

La gran incógnita sigue siendo Sergio Massa. El tigrense aún no avanzó en un acuerdo formal con el kirchnerismo y está en duda la posibilidad de concretar esa alianza. Tanto en el lavagnismo como en Alternativa Federal creen que, finalmente, terminará arreglando su desembarco en tierras donde la única líder indiscutida es Cristina Kirchner. No lo imaginan volviendo sobre sus pasos y compitiendo como candidato a presidente por una calle del medio.

El próximo miércoles los candidatos deberán presentar las alianzas electorales e inscribir los frentes políticos para competir. El requisito obliga a Massa a decidir su rumbo en el corto plazo. Hasta el 12 de junio a la medianoche tendrá tiempo de determinar bajó que techo se ubicará el Frente Renovador. Su salida de la vía del medio para intentar armar una coalición más amplia parece un hecho. Sin embargo, las negociaciones no avanzan y no hay certezas sobre cuál será el final. Lo único que pasa rápido es el tiempo. Tiempo que el peronismo federal, y todos los dirigentes que buscaban construir una alternativa a Mauricio Macri y Cristina Kirchner, no supieron aprovechar.

Fuente: Infobae

Deja un comentario